Aeropuerto de Madrid Barajas, de Madrid a los cielos del mundo

Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas

Así, con este complejo nombre, es como se llama el Aeropuerto de Madrid. Conocido popularmente como Aeropuerto Madrid-Barajas, es la principal instalación aeroportuaria de la capital de España, en este blog, con una componente esencial en el ocio y el turismo no puede faltar una completa descripción de este emblemático aeropuerto.

El Aeropuerto de Madrid-Barajas es el más importante de todos los de España y figura en el cuarto entre los europeos y el número doce de todos los del mundo, según datos de 2011. Está situado a una distancia de doce kilómetros del centro de Madrid y constituye la base más importante de las conexiones aéreas de las compañías Iberia y Air Europa, ellas representan un 60% del tráfico aeroportuario total. Madrid-Barajas es además una pieza básica en las conexiones aéreas entre América Latina y Europa.

Aviones de Iberia en Aeropuerto Madrid Barajas

Infraestructuras del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas, Terminales T1, T2, T3 y T4

El aeropuerto de Barajas tiene tres edificios que son terminales de pasajeros, un edificio satélite y dos dársenas, dentro de las diferentes terminales podemos encontrar además distintas opciones de parking para los diferentes usuarios del aeropuerto, en la siguiente dirección encontramos toda la información sobre el parking en barajas. Además, dispone de una terminal dedicada exclusivamente a carga. La división de la superficie emplea la nomenclatura T1, T2, T3, T4 y T4-S, aunque ésta no coincide con la división arquitectónica real del aeropuerto.

-Terminal Nacional. Se trata de la infraestructura más antigua de las que actualmente se encuentra en servicio en el aeropuerto. Se reconfiguró con interconexiones para incrementar en cuatro nuevas puertas de embarque. En la actualidad, dispone de 22 puertas de embarque (de las puertas C43 a la C50 y de la D53 a la D66).
-Terminal Internacional. Está dividida entre la T1 y la T2 y cuenta con 16 puertas de embarque (puertas de la B20 a la B33 y de la C34 a la C43).
-Dársena Norte. La T3 está integrada en el edificio de la Dársena Norte, aunque sólo se trata de un área de facturación independiente, porque las zonas de embarque y recogida de equipajes están integradas en la T2. La Dársena Norte se planteó en su día como una ampliación de la Terminal Nacional al que podía incorporar otros once mostradores de facturación, además de cinco cintas de recogida para equipajes y una veintena de puertas de embarque.
-Dársena Sur. Se trata de una construcción anexa a la Terminal Internacional. Cuenta con diez puertas de embarque, puertas de la A1 a la A14, cinco de ellas disponen de fingers. Está incluida en su integridad en la T1.
-Terminal T4. Cuenta con seis plantas, tres sobre la rasante, tres por debajo de ella. En la primera planta hay 22 cintas de recogida de equipaje que se dividen en dos salas, la diez y la once. La primera de ellas, destinada a vuelos internacionales, la segunda, a vuelos nacionales. Cuenta con dos cintas dobles, dos cintas de recogida para equipajes especiales. La primera cuenta con 76 puertas para embarcar.
-Satélite. Se denomina oficialmente como T4-S. Tiene tres plantas sobre el nivel de la rasante. La primera planta está dedicada a vuelos Schengen (19 puertas de embarque), la segunda es para vuelos internacionales (48 puertas de embarque), la tercera está habilitada para llegadas internacionales y dispone de filtros policiales habilitados de seguridad.

La gestión actual del aeropuerto corre a cargo de AENA, empresa de participación pública que gestiona los aeropuertos españoles.

Conexiones de transporte con Madrid

Las líneas 200 y 2004 de autobús de la compañía EMT de Madrid unen el Intercambiador de la Avenida de América con la zona de Canillejas y las terminales T1, T2, T3 y T4. La línea de bus 101 une el aeropuerto con el centro del pueblo de Barajas y también con el intercambiador de Canillejas.

Otas líneas dependientes del Consorcio Regional de Transportes de Madrid unen las terminales del aeropuerto con diferentes municipios de la Comunidad de Madrid: Alcobendas, Coslada, San Fernando de Henares y Torrejón de Ardoz.

Dos estaciones del metro de Madrid unen las terminales T1, T2, T3 y T4 ofreciéndose todo un repertorio de enlaces con los que alcanzar la geografía urbana de la ciudad de Madrid.

Historia

El primitivo aeropuerto fue construido en 1927 y abierto al tráfico aéreo español en 1931. Las primeras operaciones comerciales se iniciaron en 1933. La primitiva terminal de Barajas de aquellos años tenía una capacidad de gestión de 30.000 pasajeros/año. El primer vuelo regular tuvo como destino Barcelona y diferentes compañías aéreas europeas comenzaron a utilizarlo como punto de paso entre destinos del continente y de África.

El campo de vuelo en su origen era un terreno circular despejado y sin pavimentar en el que los aviones podían tomar tierra en función de la orientación del viento. No fue hasta la década de 1940 cuando se pavimentó el firme. En 1944 la pista de vuelo tenía 1.400 metros de largo y otros 45 de ancho. Sin embargo, a finales de esa década, Madrid Barajas ya tenía tres pistas desde las que se efectuaban conexiones aéreas con distintos aeródromos españoles, con Filipinas y América Latina.

En la década de 1950, Madrid-Barajas movía medio millón de pasajeros. Las pistas se ampliaron en aquellos años a cinco, la terminal T2 fue construida en 1954 y se iniciaron los vuelos con Nueva York.

El plan director de aeropuertos de 1957 se orientó a consolidar a Barajas como una instalación de navegación aérea internacional. En la década de 1960 aterrizaban en Barajas aviones de gran tamaño, se incrementaron los vuelos, sobre todo por haberse convertido España en un destino turístico de primera magnitud. Los Boeing 747 aterrizaron en Madrid-Barajas en los años setenta y, con cuatro millones de pasajeros al año, el Estado español inició las obras de la T1. En 1976 Madrid y Barcelona se unieron con el Puente Aéreo.

En 1982, el Mundial de Fútbol de España obligó a remozar y a ampliar las instalaciones del aeropuerto. En la década de 1990, se amplió nuevamente: terminal de carga (1994), Dársena Norte (1997), nueva torre de control (1998), nueva pista 18R-36L (1998) y la Dársena Sur (1999).

En 2000, se inició la construcción de la gran terminal de pasajeros T4 y su terminal satélite T4s aunque sólo se inauguraron en 2006. En 2007, el Aeropuerto Madrid-Barajas alcanzó la cifra histórica de 52 millones de pasajeros al año.