Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana o Ley Mordaza ¿Qué supone?

Ley Mordaza, 54 artículos para una “reeducación social”

La llamada ‘Ley Mordaza’ es el nombre con los que sus detractores conocen a la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana que el Partido Popular aprobó con su mayoría en el Congreso de los Diputados en diciembre de 2014.

Manifestaciones en Madrid contra la ley Mordaza

Fuente imagen: La Marea

La ley de 54 artículos fue presentada como anteproyecto en noviembre de 2013 y se basa en el articulado de una ley anterior, la de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana que fue elevada a su rango por otro Gobierno popular, el de José María Aznar. La ley, muy polémica en su articulado, tanto por el número de acciones sancionables como por el aumento en la dureza de su aplicación,  recibió varios recursos de inconstitucionalidad que finalmente fueron desestimados por el Tribunal Constitucional español. Una ley que potencia la necesidad de abogados penalistas para defender lo que antes en muchos casos no era más que una falta que se subsanaba con el pago de una multa y a la que parece que se de más importancia que a perseguir los innumerables casos de corrupción política en Madrid de los últimos años.

La ‘Ley Mordaza’ introduce el concepto de prisión permanente revisable, según sus detractores, un eufemismo que no es más que una ‘cadena perpetua encubierta’, que, señalan, va en contra del espíritu de la Constitución Española y de varios de sus artículos. La prisión permanente revisable fue un compromiso electoral adquirido por el Partido Popular para favorecer un endurecimiento del sistema de redención en delitos de sangre y ante el nuevo auge del terrorismo, los de otros contra la libertad sexual y en los que se han visto involucrados menores.

Manifestaciones en contra de la Ley mordaza

La ‘Ley Mordaza’ contempla también sanciones cuantiosas en el caso de realizarse manifestaciones y convocatorias públicas de protestas no autorizadas, que pueden ser de hasta 600.000 euros si se efectúan en jornadas preelectorales, parece que en breve todos los ciudadanos tendremos que tener nuestro despacho de abogados de confianza para saber qué está permitido y qué no.

Del mismo modo, se tipifican multas por protestas en el transcurso de actos solemnes y oficios religiosos. La letra de la ley considera las zonas aledañas a los edificios del Congreso de los Diputados y del Senado como espacios no aptos para protestas mientras se desarrollen actividades parlamentarias. No es un eximente que las convocatorias hayan sido anunciadas previamente.

Las reuniones sin autorización en la vía pública supondrán para cada uno de los asistentes culpables documentados multas de entre 100 euros y 600 euros; en el caso de concentraciones junto a las sedes parlamentarias en reunión, entre 600 euros y 30.000 euros; cuantía que varía si se es convocante o no de la concentración. La negativa a disolver cualquier concentración no autorizada tiene igual sanción económica.

Es igualmente delito tomar fotografías de los agentes de la autoridad, publicarlas y difundirlas, en lo que es también un intento de poner fin a la viralización de imágenes de policías a través de las redes sociales y en otros medios de difusión habituales como televisión.

La medida, según los analistas, es consecuencia de las manifestaciones y los actos de protesta sucedidos contra el Parlamento de Cataluña en 2012 en los que fueron retenidos numerosos parlamentarios y revelada la identidad de los policías que estaban infiltrados entre los manifestantes. Algo que también sucedió en las jornadas de protesta que acompañaron al 15 M en 2011 y en las concentraciones de la Puerta del Sol.

Ocupas y escraches

La ‘Ley Mordaza’ se refiere también a la prohibición de ocupar un inmueble contra la voluntad de su propietario. Artículo que los especialistas han querido ver como una reacción contra el movimiento ocupa, contra los escraches a políticos y las manifestaciones de las acciones promovidas por la Plataforma de Afectados por las Hipotecas en las que se ocuparon entidades bancarias desde 2010.

Estas actividades consideradas ahora delito pueden ser multadas con entre 600 euros y 30.000 euros, también según el grado de implicación de los acusados. La ‘Ley Mordaza’ tipifica los insultos a la autoridad pública con multas de hasta 1.000 euros y añade la posibilidad de ser cacheado en la vía pública si hay sospechas de delito. Todas las personas inculpadas por insultos figurarán en la base de un registro nacional.

Actividades que puedan ser consideradas irregulares como espectáculos públicos en todos sus matices pueden ser suspendidos por un agente de la autoridad pública. Los promotores de los espectáculos públicos o de las actividades recreativas que no acaten la prohibición podrán ser sancionados con hasta 600.000 euros. Aún más, los espectáculos de carácter deportivo, artísticos o escénicos deberán reservar una primera fila para los agentes de la autoridad.

Por otro lado, sólo cuerpos armados de carácter nacional como la Guardia Civil o la Policía Nacional podrán acceder en exclusiva a las bases de datos de seguridad policial internacional. No así los miembros de las fuerzas del orden autonómicas. La Ley Mordaza también hace legales las devoluciones express, en caliente, en la frontera, especialmente en las conflictivas de Ceuta y Melilla.

El consumo de drogas en zonas públicas se tipifica con multas de hasta 30.000 euros, la misma cantidad que lo es sobrevolar o acceder en infraestructuras o instalaciones que proporcionen servicios considerados básicos para interés de la comunidad. Si ese acceso está precedido de una reunión o de una manifestación, la multa es de hasta 600.000 euros.

Algunas medidas incluidas en la ley parecen simples ajustes de urbanidad como se puede comprender del artículo que sanciona beber al tiempo que se participa de una venta ambulante en un lugar público. Hacerlo, supone con la ‘Ley Mordaza’ una multa de hasta 600 euros.

La ‘Ley Mordaza’, una ley con un principio, la reeducación social por la fuerza de las sanciones y por la del Estado de derecho armado de otra fuerza, la de la mayoría absoluta.

Parece que tras las últimas elecciones generales de Diciembre de 2015 podría haber cambios importantes en la controvertida Ley de Protección de la  Seguridad Ciudadana, con el próximo gobierno apoyado o en coalición con varios partidos, ¿qué ocurrirá con la Ley Mordaza?