Inicio Qué hacer en Madrid Qué hacer y ver en Madrid en cada época del año

Qué hacer y ver en Madrid en cada época del año

34
0
Plaza de la Cibeles Madrid

Madrid es sinónimo de ciudad cosmopolita, patrimonio, cultura, diversión, gastronomía, castiza y chulesca …Es la meca de los estrenos; del cine, del teatro, de los musicales, de las exposiciones y de los conciertos: los mejores músicos vienen a tocar aquí. Pero ante todo, es una ciudad en movimiento y que nunca duerme.

Madrid recibe a sus habitantes con los brazos abiertos, tanto es así, que se ha convertido en una de las ciudades más visitadas del mundo. Un estudio del portal de estadísticas, Statista,  sitúa a la capital de España en el puesto número 10 del ranking de ciudades europeas más visitadas. El año pasado recibió 9,2 millones de turistas, un 16,2% más que en 2016. Son datos del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. Así que algo tendrá esta ciudad para que cada vez más personas la elijan como destino turístico. Si alguno de vosotros está pensando en hacer las maletas rumbo a la capital, os vamos a ayudar a conocer a priori esta magnífica ciudad. Hablar de todo lo que nos ofrece sería agotador. Necesitaríamos escribir varios volúmenes al estilo de El Quijote. Como no tenemos tanto tiempo, se me ha ocurrido dividir la visita a Madrid por estaciones del año.

Qué hacer en MADRID EN VERANO

Ya sé que planificar  una visita a Madrid en julio y agosto entran sudores nada más pensarlo. No hay playa. Hace muchísimo calor, días que superan los 40 grados y noches que no bajan de los 30. Pero os aseguro que podemos encontrar la forma de refugiarnos de las altas temperaturas. Cada barrio madrileño nos ofrece un rincón peculiar. Frescos jardines y patios interiores, cientos de terrazas, piscinas situadas en azoteas, cines al aire libre, conciertos nocturnos en un jardín botánico, verbenas castizas, heladerías artesanales y hasta un bar de hielo en pleno centro.

¿Quién dijo calor?…Preparaos con una buena dosis de protección solar, gorra, gafas de sol, botella de agua y ropa cómoda y fresquita porque nos vamos de viaje.

Museos siempre frescos

Dejamos atrás la fiesta de la bandera arcoíris, para recorrer a pie sus calles, conocer sus monumentos, plazas, museos y todos los rincones de sus barrios céntricos: Sol, Lavapiés, La Latina , el Madrid de los Austrias, Malasaña o el barrio de las Letras. Todos ofrecen cientos de posibilidades para refugiarse de la canícula. Como el calor aprieta en las horas centrales, lo mejor es visitar los museos principales de la ciudad: el Prado, el Reina Sofía o el museo Thyssen(que apenas distan unos metros de distancia entre uno y otro). Podremos contemplar las mejores obras del mundo en salas siempre frescas.

Jardines en Madrid

Una vez fuera, buscaremos de nuevo cobijo. Y ¿dónde podríamos encontrar una buena sombra? Madrid esconde pequeños jardines y parques con fuentes para refrescarnos. Yo destacaría dos especialmente, porque su entrada es gratuita y hay poca gente: El Jardín Príncipe de Anglona y el Huerto de las Monjas, ambos situados en el barrio de los Austrias.

Al lado del estadio de fútbol del Santiago Bernabeu se encuentra otro de los jardines más tranquilos de la ciudad: los de la Fundacion Olivar de Castillejo. Aquí durante julio y agosto se organizan actividades culturales como su cine de verano.

Más concurridos están los jardines del Palacio Real, conocidos como  Jardines Sabatini y los del Campo del Moro. Gracias a sus fuentes y estanques podremos refrescarnos y continuar nuestro camino.

Terrazas en Madrid

Pero si algo caracteriza a los madrileños es el terraceo; es el deporte regional por excelencia. Ya puede estar diluviando, con frío o calor, las terrazas están siempre llenas. Cada barrio de Madrid ofrece las suyas. Pero si lo que buscáis es huir del bullicio de los coches y vecinos a pie de calle, tenéis la oportunidad de tomaros algo unas plantas más arriba.

Muchos edificios aprovechan sus azoteas para poder contemplar el skyline madrileño. Podéis encontrar terrazas de vértigo en muchos hoteles de la Gran Vía, en mercados como el de San Antón en Chueca, en el Casino de Madrid, el círculo de Bellas Artes o incluso en la quinta planta del museo Thyssen .En el museo del Romanticismo también podréis encontrar una pequeña terraza en su jardín interior. Estas es la ruta por las terrazas más selectas que podrás encontrar en Madrid.

Conciertos de verano en Madrid

Nuestra visita continúa…. Porque la oferta cultural en Madrid no acaba. Con el calor llegan sus conciertos al aire libre, de la mano de Las Noches del Botánico de la Complutense. Esta ciudad universitaria acoge cada año lo mejor del panorama musical nacional e internacional. Este verano, artistas como Elvis Costello, Serrat, Simple Minds, el Funambulista o Norah Jones refrescarán con su música las noches de julio y agosto.

Cine bajo el cielo

Y si lo que buscamos es ver una peli bajo el cielo madrileño, además del parque de la Bombilla o el Palacio de Cibeles, Madrid cuenta con uno de los pocos Autocines que quedan en España. ¡Una pantalla gigante de 250 metros cuadrados y 350 plazas de aparcamiento! Convertirse en los protagonistas de Grease ya es posible!!

Verbenas

Si pretendemos conocer Madrid en agosto es perfecto. La mayoría de los que viven aquí han huido a la playa. Hay menos bullicio y coches por las calles…En esta época, la mejor oportunidad para recorrer el centro es en bici (aquí tienes información sobre cómo funciona el servicio municipal de alquiler de bicis eléctricas)

Madrid nunca descansa, y es que agosto es sinónimo de verbena, chotis, chulapos, farolillos y limonada. Todo empieza el 7 de agosto con las Fiestas de San Cayetano en el barrio de Lavapiés, continúa con las de San Lorenzo el día 10, hasta llegar a la verbena  de la Paloma el 15 de agosto. Los balcones se decoran, se celebran concursos de mantones de Manila, las corralas se llenan de luces y guirnaldas y en las calles grupos de chulapos y manolas bailan al son del chotis.

Fiesta del Orgullo Gay en Julio

Si hemos elegido el mes de julio para conocer Madrid nos toparemos con una de las fiestas que se han convertido en un referente en los últimos años: Las Fiestas del Orgullo Gay que se celebra durante la primera semana de este mes. Un gran desfile de carrozas, Drag Queens, bailarines y mucha, mucha música recorren la Gran Vía.

Qué hacer en Madrid en Otoño

Con septiembre vuelve la normalidad a la ciudad y llega el otoño. Mi estación favorita para conocer Madrid. Ni frío ni calor.  Si vais a hacer la maleta durante estos meses, no olvidéis la cámara fotográfica y señalar en el mapa los principales parques de la ciudad.  Ver cómo cambian los colores de sus hojas, poder recoger piñones o castañas pilongas son algunas de las propuestas otoñales.

Parques Madrileños

Si queremos capturar los colores de esta estación,  la mejor propuesta es dar un paseo por los parques más grandes de la ciudad: El Retiro, el parque del Oeste o la Casa de Campo. Los principales pulmones  de la ciudad.

El más céntrico y conocido es el Retiro, con sus 118 hectáreas. Es el preferido por los madrileños y seguramente por los turistas: con sus fuentes, paseos, jardines, embarcadero e incluso salas de exposiciones como el Palacio de Cristal o el de Velázquez.

Sin duda el espacio verde más grande es la Casa de Campo, con 1.722 hectáreas; un gran recinto que además cuenta con el Zoológico-Aquarium de Madrid , el  Parque de Atracciones, el Teleférico, un recinto ferial y el Madrid Arena, donde se celebran actos deportivos y espectáculos. Tiene también un gran lago donde se puede practicar piragüismo o montar en barca.

La tercera opción para fotografiar es el parque del Oeste. Sus 100 hectáreas se tiñen de amarillo, naranja, ocre, marrón o rojo. Dentro de este recinto se encuentra el Templo de Debod; una cita obligada de Madrid si queremos trasladarnos por unos minutos a la época egipcia del s. II a.C. Un paisaje espectacular que podemos contemplar mejor si subimos al faro de Moncloa,  uno de los miradores más altos en Madrid situado sobre una torre de 110 metros de altura desde donde se contemplan unas vistas impresionantes.

Mercados

En Madrid el otoño es temporada de mercados. Si pretendéis desembarcar como turistas alternativos, seguid leyendo porque esto os va a interesar. En octubre aterriza en el barrio de Malasaña el Autumn Market, un mercado pop-up donde gastronomía y diseño se dan la mano.

En cambio, si os va más el estilo vintage,  los segundos fines de semana de cada mes se celebra el tradicional Mercado de Motores en el museo del Ferrocarril. Aquí se dan cita la moda, el mobiliario, los food-trucks y con música en vivo. ¡No podéis dejar de venir!, además la entrada es gratuita.

Qué hacer en Madrid en Invierno

Sabemos que el invierno es duro, pero cuando se viaja por placer es otra cosa. Si tenéis vacaciones y una de las opciones es visitar Madrid. ¡Bienvenidos! Abrigaos bien; coged gorro, guantes, bufanda y ropa calentita. Veréis que las bajas temperaturas no paralizan la ciudad. Madrileños y turistas se mezclan en bares, cafés, tabernas, terrazas con calefacción, teatros, musicales, conciertos….todo fluye en la capital.

Gastronomía calórica

Lo primero que nos llamará la atención será ver los cafés y bares atiborrados de turistas y madrileños. Un café calentito o un caldo nos hará entrar en calor rápidamente. Pero lo típico en invierno son los churros con chocolate. En esta época del año los churreros hacen su agosto. Los  puestos de churros y porras se convierten en una tentación para el visitante. Lo mismo ocurre con los puestos castañeros , no hay nada más típico en invierno que pedir un cucurucho de castañas asadas mientras recorres la capital. Pero si nos hemos quedado con hambre lo más castizo es buscar las mejores tabernas de cocido madrileño. Eso sí, aviso: ¡500 calorías para el cuerpo!

Visitas culturales

Visita obligada de Madrid es también el Real Jardín Botánico, situado al lado del museo del Prado. Aprovechando el mal tiempo fuera, podemos refugiarnos en sus jardines e invernaderos. Cuenta con más de 5.000 especies de plantas vivas de América, Europa y del Pacífico, además  de un herbario y una biblioteca. Se celebran charlas y talleres relacionados con la botánica. Y cuesta 4 euros la entrada.

Aprovechando que estamos en el Paseo del Prado, podemos acercarnos a la Biblioteca Nacional, al lado de la plaza de Colón. Posee aproximadamente 28 millones de ejemplares. Todo lo que se publica en España, ya sean libros, manuscritos, prensa, material gráfico, partituras, audiovisuales o registros sonoros, todo, se guarda en este espectacular edificio del s. XVIII.

Ocio nocturno

Por la tarde-noche y si no estamos cansados podemos escoger entre cientos de espectáculos que ofrece Madrid; los últimos estrenos del teatro, musicales, ópera, danza… O asistir a conciertos de música en las salas más aclamadas como La Riviera, Galileo, la sala Clamores, el café Central o el Berlín.

Pero si descubrir Madrid ha acabado con nuestros pies y nuestra espalda, qué mejor alternativa que visitar uno de los cientos de Spa que hay en la ciudad o acudir al Hammam más famoso de la capital: los baños árabes de la plaza de Jacinto Benavente. Acabar nuestra visita invernal en un jacuzzi o con un masaje no tiene precio.

Qué hacer en Madrid en Primavera

Madrid en primavera es espectacular, cambia de color por completo. Pero si vamos a echarnos a la calle en esta estación tenemos que tener en cuenta su tiempo atmosférico loco; podemos encontrar las 4 estaciones del año, todas, en un mismo día. Así que, imprescindible salir con paraguas y con ropa a capas, como las cebollas, porque pasaremos del calor al frío en cuestión de minutos.

Plaza Mayor

Según Google SightMaps, esta ciudad se ha convertido en una de las más fotografiadas del mundo. Unas fotos que luego suben a la red tanto sus vecinos como los turistas. Y uno de los rincones más capturados es, sin duda, la Plaza Mayor. Situada en el corazón del Madrid de los Austrias,  sus fachadas y soportales  han asistido a los acontecimientos históricos más importantes de nuestro país bajo la atenta mirada de Felipe III subido a caballo.

Parques y rosas

Si tenemos la suerte de que el día ha amanecido completamente raso, es la oportunidad de recorrer los principales jardines de la ciudad. Tanto la Rosaleda de El Retiro como la del parque del Oeste se merecen una visita en primavera. Cientos de clases diferentes de rosas forman un escaparate de color que atrapan al visitante tanto por la vista como por el olfato. Junto a las rosas, arbustos, gran variedad de flores y fuentes alegran estos parques. Las visitas a las dos rosaledas son gratuitas todo el año. Sólo un consejo: no aptos para alérgicos.

Barrio de Arganzuela

Y ¿qué ocurre si nos llueve? , teniendo en cuenta que es bastante probable en estos meses del año. Recomiendo un lugar no muy concurrido donde cobijarse: el Invernadero de Arganzuela. Se trata de un jardín botánico que alberga 9.000 especies de plantas repartidas en microclimas. Así podemos encontrar desde especies tropicales, acuáticas o infinidad de cactus.  Si ha dejado de llover y sin movernos de este barrio, podemos pasear por la ribera del Manzanares. Es lo que se conoce como Madrid Río. A una hora escasa de la puerta del Sol, se abre paso una avenida de 10 km con espacios verdes, parques con columpios, tirolinas y toboganes para los más pequeños. Además si el calor aprieta, hay cantidad de fuentes y chorros de agua para refrescarse.

Noche de los museos

El 18 de mayo se celebra el Día Internacional de los museos. Si da la casualidad que estás por Madrid la oferta cultural es impresionante. Ya verás. Cada museo organiza durante estos días su propio programa de actividades. Este año será el próximo día 19  cuando la entrada será gratuita y los museos estarán abiertos hasta la 1 de la madrugada. Participan todos los museos dependientes del Ministerio de Cultura. Una oportunidad que se da una vez al año. Si quieres más información te dejo este enlace www.icom-ce.org

Feria del libro

Si sois amantes de la lectura y os gusta estar al día de las novedades literarias estáis en la ciudad perfecta. Porque mayo es el mes del libro. Podemos encontrar la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión que se celebra en el paseo de Recoletos desde el 17 de abril hasta el 15 de mayo. Pero, sin duda, la que atrae más visitantes es la feria del libro de El Retiro, que comienza este año el 25 de mayo hasta el 10 de junio. ¿Qué podréis encontrar? Todo lo que busquéis en formato libro. Además, si las largas colas lo permiten, podréis llevaros un autógrafo de vuestro autor favorito. Fuera de El Retiro las librerías de todo Madrid ofrecen también descuentos especiales y actividades relacionadas con el libro.  Y muy cerca de esta feria primaveral se encuentra una vía peatonal donde los libros son los protagonistas los 365 días del año. Hablamos de la Cuesta de Moyano. Unas 30 casetas de madera  se convierten en el mercado de libros al aire libre, preferido por los madrileños. Aquí podremos encontrar sobre todo libros antiguos, así que llevaros el plumero porque podréis encontrar algunos con tantos años como polvo acumulado.

Como veis, visitar Madrid es fantástico en cualquier época del año. La oferta es tan amplia que podríamos escribir un libro, al estilo del Quijote, sobre esta ciudad. ¿Os animáis?…pues venga, ropa cómoda y a descubrir rincones de los que aún no se ha escrito nada.