Inicio Qué hacer en Madrid Terrazas en Madrid para el verano

Terrazas en Madrid para el verano

30
0
Foto nocturna terraza Madrid

Verano es sinónimo de terrazas, así que estamos a un chasquido de dedos para inaugurar oficialmente la temporada de terraceo en Madrid. No hay cosa que más le guste a un madrileño en su tiempo libre que tomar un aperitivo o una copa  al atardecer.  Si quieres escapar del bullicio de las calles y disfrutar de las mejores vistas en verano, te proponemos  subir unos metros del asfalto y conocer las azoteas más alucinantes de Madrid. Es lo que se conoce como  rooftop, que se ha popularizado en los últimos años. Cada vez más los hoteles apuestan por poner un trocito de paraíso en la azotea de sus edificios.

Nosotros hemos hecho nuestra particular selección: hoteles, mercados, museos, cafés o restaurantes que ofrecen a los visitantes  la oportunidad de conocer Madrid desde otra perspectiva. ¡Suban y vean!

HOTELES

Seguramente son ellos los que han puesto de moda las azoteas veraniegas. La mayoría se concentran en el centro de la capital: Gran Vía, Sol, Chueca, la Latina o Lavapiés; todos los barrios cuentan con sus particulares terrazas. Algunas tienen piscina incluso para el disfrute de los no huéspedes. Son ideales para contemplar el atardecer madrileño.

Hotel Índigo

Detrás de Gran Vía y en su duodécima planta encontrarás el paraíso cuando apriete el calor. Aunque no te alojes aquí puedes disfrutar de su terraza y sus maravillosas vistas del centro de Madrid. Hamacas y tumbonas de colores donde podrás descansar de tu paseo por la ciudad saboreando un cóctel exótico o comer en su restaurante. Cuenta con una Infinity Pool, pero sólo apta para clientes del hotel. 

Apartosuites Jardines de Sabatini

Lujo y majestuosidad en una terraza-solárium frente al Palacio Real de Madrid. Si lo que buscas es relajarte, sube y túmbate en sus sofás mientras escuchas música chill out y pruebas una de sus variadas bebidas veraniegas. Espectaculares puestas de sol.

Hotel Vincci The Mint Roof  

Lo que destaca de esta terraza es su originalidad. Decorada con gusto, rayas y estampados floreados cubren esta azotea, que abre desde el 1 de mayo hasta el 31 de octubre. Un foodtruck  al más estilo americano, preside esta azotea que presenta su carta con propuestas gastronómicas temáticas. Los jueves son especiales porque organizan las Freshsessions, bailar mientras atardece. Sesiones desde las 21.00 h. hasta la medianoche. 

Hotel Nice to Meet You  

En la misma  Plaza de España se levanta este hotel cuya azotea goza de unas vistas privilegiadas. Todo el horizonte madrileño al alcance de tus ojos. Está dividida en dos espacios: una zona lounge , que está a una altura más de la terraza, y que cuenta con una coctelería. Además tiene una pequeña piscina, sólo apta para los huéspedes del hotel. Y en la parte de abajo, está el restaurante con una zona acristalada. A los pies, la Gran Vía, la calle Princesa y si miras más allá, la casa de Campo o el Pardo. 

Hotel Room Mate Óscar 

Uno de los barrios preferidos de los madrileños y también de los turistas es Chueca. Aquí se encuentra una de las terrazas de moda. Sus camas balinesas, tumbonas, chaise longue y su amplia barra, le convierten en un clásico de los atardeceres veraniegos. Cuenta además con una piscina y solárium , al que se puede acceder libremente. Otra de sus ventajas es el disfrute de su azotea las cuatro estaciones del año, porque sus dueños la han acondicionado a la perfección. Una apreciación por si vais con niños, no está permitida la entrada a menores de 18 años. 

Hotel Radio Me

Tiene una terraza al más puro estilo Rooftop Bar  en la misma plaza de Santa Ana. Dividida en varios ambientes, cuenta con un restaurante al aire libre, cocina en directo, barras y una zona club…y siempre con música de Dj´s. Subir a la azotea de este hotel es desconectar del mundanal ruido de la ciudad y sumergirte en un oasis donde la vegetación refresca el ambiente. 

Roof Garden del Hotel Emperador

Seguramente tenga la mayor piscina, jardín y solárium de todas las terrazas madrileñas. Vistas espectaculares de la Gran Vía, la Almudena o el Palacio Real, que podrás contemplar tumbado en una hamaca mientras disfrutas de un almuerzo o del atardecer con una copa. Es entrada libre, pero con precios más caros si no estás alojado en su hotel. De lunes a jueves: 48€. Viernes, fines de semana y festivos: 63 €. 

Hotel  INNSIDE  Suecia The Balcony Pool

Está a la vuelta de la esquina de una de las terrazas más concurridas de Madrid, la de Bellas Artes. La ventaja de este balcón es que su entrada es gratuita y casi no hay turistas. A sus pies el paseo del Prado y la plaza de Cibeles. Esta azotea tiene dos plantas. En la parte de abajo hay un bar, mesas para tomar algo y una pequeña piscina para poner en remojo los pies en las noches más calurosas. La parte de arriba está dedicada al relax gracias a sus sofás estilo ibicenco. 

The Hat en el Hostal Imperial

Es quizá la azotea más trendy de todas. Un concepto que se escucha mucho en el mundillo del terraceo. Y si se ha puesto tanto de moda es porque es una de las más bonitas de Madrid. En pleno barrio de la Latina, se nota su ambiente castizo mezclado con actividades de lo más variopintas y divertidas. Llama la atención la propuesta que hacen todos los miércoles de cenas, sólo para 40 comensales en mesa compartida, degustando la cocina de Triciclo, uno de los mejores restaurante de la ciudad. El resto de la semana, se puede subir a compartir un picoteo, unas tostas, tomar una sangría bien fresca o disfrutar de su barbacoa. ¡No os los perdáis! 

Ático 11 Hotel de las Letras

Al ladito de Gran Vía se encuentra esta terraza desde la que podremos contemplar el emblemático edificio de Telefónica. En verano se viste de gala con sillas y taburetes metálicos, mini barras de metacrilato, macetas, plantas y una zona chill out Muy recomendable subir al atardecer y ver cómo cambia de color el cielo de Madrid, escuchando de fondo música, mientras picoteas algo o te tomas tu cóctel preferido. Las noches de los viernes y sábados hay sesiones de Dj´s. Y muy importante, la entrada es libre aunque no seas huésped.

DE MADRID  AL CIELO

Las azoteas están de moda, no hay duda. Cualquier excusa es buena para subir al atardecer y tomar algo fresquito en buena compañía. Con música en vivo, en tumbonas o en taburetes metálicos… hay de todo y para todos. De las más concurridas a las menos conocidas.

Mercado de San Antón

 Arrancamos con los mercados, los más populares y animados de la ciudad. Éste está situado en pleno barrio de Chueca. Dejando sus puestos gourmet abajo, la azotea está en la tercera planta, con dos terrazas, una cubierta por si llueve, y la otra, al aire libre. La entrada es libre y podrás tomarte desde un mojito hasta los platos típicamente españoles como los ibéricos o un buen salmorejo. El precio medio para comer o cenar aquí ronda los 25 euros y está abierto de lunes a domingo desde las 10 de la mañana hasta la 1.30 de la madrugada los festivos.

Azotea Forus Mercado Barceló

En este otro mercado podremos disfrutar también de unas vistas privilegiadas. La azotea de este edificio remodelado hace pocos años, se ha reconvertido en un jardín con tumbonas y muchas plantas. Aquí se puede degustar desde desayunos, menús del día asequibles al bolsillo y cócteles por la noche. Abierto de 10 de la mañana hasta la 1 de la madrugada y el precio medio ronda los 15€.

Terraza Mercado de Barceló

El Viajero

En una esquina del barrio de la Latina se encuentra esta concurrida terraza. Seguramente tenga las mejores vistas del Viejo Madrid. Los que lo han probado dicen que sus mojitos son los mejores a base de lima, hierbabuena fresca, ron añejo y el toque secreto de la casa. Es un punto de encuentro de muchos madrileños durante todo el año, pero en verano se convierte en parada casi obligatoria para todo visitante.

El Paracaidista

 Si estamos de tiendas o paseando por Chueca podemos subir a otras de las terrazas más frescas de Madrid. Este edificio Neoclásico tiene dos terrazas con ambientes bien diferenciados. En la tercer planta encontramos la coctelería Cubanísimo: de estilo vintage, podremos tomarnos una copa entre palmeras y muebles antiguos. Si subimos una planta más encontraremos el restaurante Parq; al más estilo picnic con bancos de madera, podremos degustar pizzas, picoteo variado. El precio medio es de 20 euros.

El Palacio de Cibeles 

En de los pocos Ayuntamientos de una ciudad que tiene en su mismo edificio un bar- restaurante y una acogedora terraza para tomar un cóctel. Aquí sobre todo encontraremos turistas que buscan las vistas más típicas de la ciudad: la fuente de la Cibeles, la puerta de Alcalá y las principales avenidas madrileñas. La terraza está situada en la sexta planta; a un  lado está el restaurante y al otro,  un bar de copas. Si no queremos tomar nada y sólo pretendemos contemplar sus vistas, el acceso cuesta 2€ para los adultos y 0,50€ para niños menores de 12 años. Su acceso está cerrado los lunes.

La azotea del Círculo de Bellas Artes

Muy cerca del mirador de Cibeles en la calle Alcalá se encuentra este emblemático lugar de Madrid.  Teatro, café, sala de exposiciones…y arriba una terraza con las mejores vistas de Madrid. Tiene varios ambientes, ya sea para comer en su restaurante Tartanroof, una zona acristalada y otra exterior con mesas altas para la zona de copas. Si no quieres quedarte a tomar nada, puedes recorrer la amplia azotea. Y no olvides tu cámara de fotos porque quedarás impresionado por el paisaje. Pero hagas lo que hagas, tendrás que pagar 3 euros por la entrada.

Terraza del Círculo de Bellas Artes

El Mirador del Thyssen

Este museo madrileño abre todos los veranos su terraza en la quinta planta. Los responsables de esta iniciativa proponen al visitante una divertida oferta gastronómica con variada música en directo, desde soul, pop, rock, jazz o música experimental.  Abierta del 1 de junio al 3 de septiembre. Acceso libre.

La terraza Magnética de la Casa Encendida 

Un poco más alejado del centro de Madrid y por ello más tranquilo, encontramos esta azotea situada en un edificio cultural por excelencia. En verano se puede venir a su cine al aire libre, a disfrutar de un buen concierto o a tomar algo. En la cafetería de la Terraza puedes disfrutar de sus zumos naturales, cervezas o copas mientras ves atardecer. Horario: de miércoles a domingo, de 17.30 a 21.30 h. Los sábados a partir de las 21.30 h y los domingos a partir de las 19.45 h, la entrada a La cafetería de La Terraza será exclusiva para los que tengan entradas para el cine o los conciertos.

Café del Río  

Pasear por el Manzanares es un placer en los meses de verano gracias a sus fuentes y chorros de agua que podemos encontrar a lo largo de sus 7 km de recorrido. Pero si queremos hacer un alto en el camino, nada mejor que subir a esta terraza con unas vistas espectaculares. Cuando tomemos asiento  tendremos delante de nuestros ojos, El Palacio Real, La Almudena o la iglesia de San Francisco el Grande. El ambiente aquí es relajado. Se puede venir a cenar (hay menú del día en la terraza por 12 euros) o sólo a tomar una copa. Una apuesta diferente que no defrauda a nadie.

Gymage 

Unos antiguos cines reconvertidos en un lugar multiusos. En la parte alta del edificio en la plaza Luna se encuentra su terraza. Puedes subir a disfrutar de su cocina italiana, probar su variada carta de cócteles o darte un chapuzón en su piscina.  La temporada comienza a partir del 1 de junio. Horario de 12 a 18 h.  A partir de las 19h la terraza queda abierta sólo para copas y cenas hasta las 1.30 h.  Los precios son diferentes para los socios que para el público en general.

Casa Granada  

En pleno barrio de Lavapiés se encuentra este bar semiescondido. Se accede desde un portal que da a la plaza de Tirso de Molina. Para acceder a su terraza hay que llamar primero al telefonillo y luego subir en un viejo ascensor hasta la sexta planta. Antes era una taberna andaluza, reconvertida hoy en un restaurante más moderno. Entre sus especialidades, el cazón adobado, la sepia a la plancha, el pescaíto frito o la tortilla de camarones. Merece la pena subir al atardecer y poder contemplar los tejados más castizos de Madrid.

Terraza del Casino de Madrid

En la quinta planta de este exclusivo edificio se encuentra su magnífica terraza. Su alta cocina al mando de Paco Roncero, junto al diseño, decoración y su carta de champagnes le convierten en un lugar excepcional. Para acceder a su terraza es obligatorio un toque elegante: los hombres con corbata y las mujeres bien arregladas. Sus vistas son espectaculares, se pueden ver las cúpulas de los edificios más emblemáticos de la ciudad. Pero toda esta magia hay que pagarla: su precio medio ronda los 180 euros.

Para terminar con el terraceo madrileño, quería destacar esta terraza, que si no es especial por sus vistas, sí lo es por su peculiar ubicación.

El Jardín de Salvador Bachiller 

Se encuentra en el interior de una tienda de moda y complementos. Nada hace pensar que si atraviesas su tienda y subes a la quinta planta, te encontrarás un oasis de palmeras, plantas, flores frescas y muebles de jardín. Y a tan sólo unos metros de la Puerta de Sol. Para combatir el calor tienen nebulizadores de agua y en invierno estufas para guardar el calor.  Todos los días de 11 a 13h ofrecen un brunch  por 19.95€.

Y hasta aquí nuestras propuestas más frescas para contemplar el skyline de Madrid. Una forma diferente de divisar el paisaje urbano de la ciudad, con  sus rascacielos, torres, cúpulas, monumentos y los tejados más castizos cuando llega el calor.